Skip to content
  • Blog
  • ·Encuentra al talento ideal

Multipotencialidad: entre los desencantos y las competencias laborales

Conoce todo sobre la multipotencialidad

Multipotencialidad: entre los desencantos y las competencias laborales

¿Conoces a alguien que cambia de “pasión” cada cierto tiempo? Hoy su pasión es la fotografía, pero hace un mes era la escritura y antes de eso fue la actuación y antes aun el canto.

Quizá tú mismo eres esa persona que tiene muchos intereses distintos y siempre estás buscando algo nuevo que aprender.

Si te cuesta trabajo responder a la pregunta “¿Qué te gusta hacer?” porque decenas de cosas pasan por tu mente, entonces quizá ahora te resulte más fácil contestar a la pregunta “¿Cuál es tu habilidad?”, porque podrías responder: la multipotencialidad.

Conoce qué es la multipotencialidad
Imagen de Mohamed Hassan en Pixabay

¿Qué es la multipotencialidad?

Las personas que demuestran múltiples aptitudes a lo largo de distintas disciplinas, hacen gala de la multipotencialidad, por tanto, son llamados también multipotenciales.

Cuando un multipotencial aprovecha sus capacidades y las lleva hasta su máximo desarrollo, se termina convirtiendo en un polímata: una persona que alcanza la excelencia en varias disciplinas, artes y ciencias.

También son conocidos como eruditos, en la literatura psicológica suelen ser llamados superdotados y en el renacimiento se les denominaba humanistas; este término proviene de su filosofía, pues consideraban que el ser humano tiene, potencialmente, una capacidad ilimitada para el conocimiento.

Por estas razones, el aprendizaje y desarrollo de varias disciplinas a lo largo de su vida era algo que ellos consideraban necesario para hacer uso de estas capacidades.

¿Multipotencialidad es igual ser bueno en todo?

No precisamente; hay personas que tienen habilidades particulares y son muy buenas en una disciplina, arte o ciencia en específico. Todos conocemos a alguien que es muy bueno en matemáticas, otra persona que es grandiosa bailando y quizá a otra más que es un músico genial.

Estas personas pueden llegar a desarrollar su habilidad hasta el punto de convertirse en especialistas, pues los multipotenciales tienen una habilidad muy desarrollada en particular: el aprendizaje.

No es que sean buenos en todo lo que hacen, más bien son muy buenos aprendiendo cualquier cosa que les llame la atención, y esto es sumamente importante.

Cuando algo captura la atención y el interés de un multipotencial, este no descansará hasta volverse bueno en ello, entrará en un estado de concentración total y parecerá que el mundo a su alrededor se desvanece.

Durante un tiempo, esto que ha llamado su atención, se volverá su única pasión. El multipotencial encausará toda su energía en dicho tema hasta que, irremediablemente, se termine volviendo bueno, pero existe una pequeña “trampa”: este enfoque máximo, sólo dura un tiempo.

La trampa de la multipotencialidad

Ser multipotencial suena muy bien hasta ahora: aprendizaje acelerado y una capacidad de enfoque sorprendente, pero todo yin tiene su yang.

Cuando un multipotencial se ve atraído por una disciplina, comienza un trayecto de aprendizaje que, sin duda, lo llevará a volverse muy competente en ello; sin embargo, este trayecto también viene con una cuenta regresiva, la cual marca el inicio de una curva de interés que llega a su punto máximo cuando el multipotencial se vuelve bueno en dicha rama.

Así, comienza un descenso debido a que deja de ser un reto y termina por aburrirlo, para que, tiempo después, aparezca otra disciplina, vuelva a llamar su atención y comience el ciclo de nuevo.

Esto conlleva sentimientos de culpa y abandono, especialmente en su entorno laboral, pues lo que en un principio podría haber sido su trabajo soñado, puede que después los termine aburriendo, pierdan su enfoque y comiencen a tener problemas de desempeño o, peor aún, comiencen a resentir su trabajo debido a que ya no les llama la atención.

¿Esto quiere decir que es una mala idea colaborar con un multipotencial? ¡Para nada! La vida de estas personas no está motivada por los objetivos que conlleva volverse buenos en determinadas áreas, sino que su motivación es el aprendizaje en sí mismo y ser multidisciplinarios es una consecuencia de esta capacidad de aprender de manera acelerada.

No obstante, los multipotenciales pueden atravesar por situaciones estresantes a nivel profesional, debido a que se suele buscar la especialización en una sola área y puede resultar complicado para las personas aceptar que alguien pueda desarrollarse en distintas áreas al mismo tiempo.

Quizá ahora puedas notar que en tu organización colaboren algunas personas que, al principio, presentaron un desempeño espectacular en su nueva área de trabajo, pero con el tiempo parecen haber disminuido su interés y motivación, reduciendo así su productividad y satisfacción con sus labores.

Para obtener un mejor diagnóstico se podría realizar una evaluación 360 para determinar la raíz de este cambio, pero quizá estés frente a un multipotencial que ha alcanzado su punto máximo de interés y ahora se está deslizando por la pendiente del aburrimiento. ¿Quieres saber la forma de volver a motivar la multipotencialidad en aquellos que la tienen? ¡Ofrécele nuevos retos! Dentro de sus áreas de interés, claro. No hay nada que motive más a un multipotencial que la perspectiva de nuevos aprendizajes y el reto de conectar sus experiencias previas para combinarlas con esta nueva rama.

¿Aprendiz de todo y maestro de nada?

Aquí hay que identificar tres términos distintos: multipotencial, especialista y generalista.

Una persona generalista es aquella que posee múltiples intereses distintos y conoce un poco sobre todos ellos; siendo temas tan distintos, el reto es asegurar un conocimiento suficiente para ser capaz de relacionarlos lógica y funcionalmente entre sí. Si eres un generalista del área de Talento Humano, sabes a lo que nos referimos.

Un especialista, por su parte, es alguien que ha alcanzado un nivel de expertise muy alto en una disciplina o área de conocimiento y ha dedicado su vida a ello. ¿Su reto? Aprender a ver más allá de su nicho.

Un multipotencial, por otro lado, es alguien que posee múltiples intereses y ha alcanzado un nivel de dominio elevado en muchos de ellos, sin embargo, no se dedica a uno sólo, sino que los combina y busca la manera de trabajar en todos.

Un multipotencial tiene la habilidad de abstraer el conocimiento del área de estudio en la que se esté desarrollando en ese momento y aplicar la “transferencia lejana positiva”, un término que en Psicología Cognitiva significa que una persona es capaz de tomar el conocimiento de algún aprendizaje previo, abstraerlo y aplicarlo a un nuevo entorno de manera casi inmediata.

Utilicemos una analogía para aterrizar mejor esta idea. Podríamos decir que un generalista es como el pasto: se extiende por grandes áreas, pero no crece mucho. Por otro lado, tenemos al especialista, que crece mucho y de manera vertical como un poste, alcanzando una gran altura, pero sólo en una dirección y, finalmente, tenemos al multipotencial, quien crece en forma de árbol; expandiéndose en muchas direcciones con sus ramas, pero teniendo un tronco común que crece alto y al cuál se conectan todas.

Imagen de Mohamed Hassan en Pixabay

Multipotencialidad en su máxima expresión

¿Quién dice que no se puede ser pintor, arquitecto, escritor, filósofo, ingeniero y anatomista al mismo tiempo? Probablemente muchos crean que esto es imposible, pero en 1452 nació en Vinci uno de los humanistas más destacados de la historia: Leonardo da Vinci, un multipotencial que alcanzó un grado tan alto de desarrollo en todas sus áreas de interés que logró convertirse en un polímata.

Está bien, eso fue hace mucho tiempo, eso ya no se ve hoy en día… ¿Quién podría ser compositor, vocalista, músico multiinstrumentista, activista, astrofísico y aún tener tiempo para ser el guitarrista de una de las bandas más grandes y reconocidas de la historia? Si no te suena el nombre de Brian May, quizá te resulte más conocida la banda que formó: Queen. Estos son sólo algunos ejemplos de multipotenciales que alcanzaron un grado de dominio muy elevado en sus campos de interés.

¿Qué hacer si soy multipotencial?

Sé que puede resultar muy complejo tener distintas áreas de interés, muchos caminos a elegir y no saber por cuál irse, así que presta atención a los siguientes consejos:

  1. Deberías dar importancia al término “multipotencial”: no se trata de ser bueno en absolutamente todo, sino de potencialmente tener la capacidad de aprender muy rápido y dedicarte a muchas cosas al mismo tiempo. Tienes una capacidad de “aprendizaje al vuelo” (una de las competencias laborales que identificamos con pruebas psicométricas en Brivé, usando Evaluatest) superior a la media, y el potencial de gestionar tus conocimientos previos y adaptarlos a tu entorno actual.
  2. Tu curiosidad es una brújula: puede que para las personas a tu alrededor parezcas alguien indeciso y que cambia de intereses constantemente; puede que tú mismo te sientas así, pero detente un momento a analizar todas tus áreas de interés y te darás cuenta de que, en todas esas disciplinas que te llaman la atención, hay algo subyacente que te atrae.

    Puede ser que tengas interés en la actuación, la fotografía, la escritura, la producción audiovisual, la psicología y el marketing; detrás de todas estas disciplinas existe un objetivo: comunicar ideas de forma efectiva.
    Analiza qué tienen en común todas las cosas que te llaman la atención y descubre cuál es el objetivo subyacente detrás de todas esas ramas, para que así, una vez que lo identifiques, seas consciente del tronco común que las une.
  3. Conoce tus habilidades: aprendizaje acelerado, del cual ya hemos estado hablando a lo largo de este blog post. Mientras para otras personas puede resultar atemorizante el “no saber”, a los multipotenciales los motiva el aprender algo nuevo.
    Otra es la capacidad de síntesis que deviene creatividad: el poder tomar conocimientos de áreas distintas, reducirlos a sus propiedades elementales y aplicarlos en un nuevo entorno; la innovación ocurre en la intersección, es encontrar nuevas relaciones entre viejas cosas.

    Una habilidad o competencia más es la adaptabilidad; el hecho de tener tantos intereses distintos que requieren una forma distinta de pensar en todos ellos, hace que estas personas tengan una gran capacidad de adaptarse al cambio.
    Esta flexibilidad cognitiva los hace invaluables en un equipo de trabajo, ya que pueden aportar su conocimiento como expertos en determinadas áreas y después ampliar la visión del equipo desde una perspectiva generalista.

    Visión de conjunto: los especialistas son maravillosos para resolver problemas específicos, pero muchas veces, esos problemas específicos vienen dados por otros que quizá el especialista no sea capaz de ver, ya que no tiene la perspectiva suficiente; un multipotencial puede ver ese “efecto domino” que termina en el problema que se intenta resolver.
  4. Combina tus conocimientos y habilidades: no guardes todo lo que has aprendido en “cajones” separados en tu mente, por el contrario,  conecta lo que sabes, ¡ahí está tu verdadero poder como multipotencial! ¿Conoces sobre psicología, storytelling y marketing digital? Entonces tienes un amplio repertorio de herramientas para captar la atención de las personas y comunicarles ideas de manera atractiva.
  5. Aprovecha el tiempo: cada vez que una nueva área te llama la atención, entrarás en un modo de enfoque absoluto, pero también comenzará una cuenta regresiva hasta que ese interés pierda su novedad y te aburra, así que tendrás que volverte muy productivo para poder sacarle partido a ese rush de energía que viene con cada nuevo aprendizaje.

La multipotencialidad es un tema de estudio relativamente nuevo en el área de la Psicología y, por lo tanto, aún hay muchas cosas que aprender sobre la interesante capacidad de aprendizaje que poseen estas personas.

¿Quieres saber si dentro de tu organización tienes un colaborador multipotencial? Entonces te invitamos a que descargues el checklist de Preguntas poderosas para detectar talento de alto desempeño en una entrevista, que te ayudará a identificar conductas del talento para decidir a quién invitar a formar parte de tu organización.

Sólo tienes que hacer clic en la imagen de aquí abajo.

Descarga Checklist Preguntas poderosas para detectar talento de alto desempeño en una entrevista

Si deseas un crecimiento acelerado en tu organización

Artículo relacionado

Artículo siguiente