Skip to content
  • Blog
  • ·Encuentra al talento ideal

Inteligencia artificial y humana: dupla perfecta al detectar talento

La inteligencia artificial y la humana trabajan en conjunto para detectar talento

Inteligencia artificial y humana: dupla perfecta al detectar talento

A medida que nuestro mundo evoluciona, el contexto en el que se desenvuelve la gestión humana se transforma a un ritmo vertiginoso.

La tecnología, cada vez más, ocupa un lugar preponderante en nuestras vidas, no solamente para hacer más eficiente el trabajo de las personas, sino también para poder seleccionarlas adecuadamente y con un fit adecuado a las necesidades de cada negocio.

La gestión de talento debe ir adaptándose a estos retos, a medida que el entorno cambia, para no quedar rezagados y poder seguir siendo competitivos, adicionando un valor estratégico a la organización a través de la incorporación del mejor talento humano.

En Brivé, estamos convencidos de que las nuevas tecnologías deben estar enfocadas en ayudar a potenciar a las personas al facilitar su trabajo y permitir al ser humano enfocarse en aspectos donde su capacidad y valor no pueden ser sustituidos por tecnología, y donde puedan alcanzar la plenitud y la trascendencia profesional.

Por lo anterior, creemos que es muy valioso escuchar los puntos de vista e ideas emergentes, relacionadas con el avance tecnológico y los procesos de gestión de personas.

Durante el mes de julio pasado, se llevó a cabo una entrevista realizada por Santiago Noriega, director general de Brivé, con Alejandro Ordóñez, director de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Panamericana (UP), con el tema Inteligencia humana e inteligencia artificial, el equipo ideal para identificar talento.

Alejandro es doctor en Ingeniería de Materiales por la Universidad de Navarra, ha sido director de la carrera en Mecatrónica de la UP y ha desempeñado distintas posiciones clave en el mundo empresarial para reconocidas empresas multinacionales.

A continuación, te presentamos la entrevista llevada a cabo…

La Inteligencia Artificial ayuda a encontrar al mejor talento.
Imagen de Mohamed Hassan para Pixabay

Entrevista sobre inteligencia artificial y humana

Santiago Noriega: para poder establecer un punto de partida quisiera preguntarte primero que nada ¿qué es la Inteligencia Artificial y qué categorías o tipos existen?

Alejandro Ordoñez: la Inteligencia Artificial es algo que está en nuestra vida cotidiana. Son desarrollos inteligentes que recopilan información de comportamientos frecuentes para sugerir alternativas que hagan más eficientes los recursos y el tiempo de las personas.

Por ejemplo, en el uso de una agenda electrónica que detecta donde se llevan a cabo más frecuentemente las reuniones de una persona en particular y le recuerda el tiempo estimado para desplazarse a ese lugar frecuente desde donde al momento se encuentre el usuario para poder atender su reunión en tiempo.

Específicamente en temas de gestión de talento cada vez hay más desarrollos tecnológicos para poder hacer más eficiente sus distintas funciones, como es el caso de revisión de currículos, donde un sistema analiza diferentes tipos de archivos y filtra cuáles de estos documentos recibidos son los que tienen una afinidad mayor con el tipo de perfil que se está buscando e inclusive los compara con el perfil contratado anteriormente.

Son sistemas dinámicos que se alimentan constantemente con el tipo de información de la que dispone.

SN: e incluso durante las entrevistas ¿no, Alejandro? Son sistemas que cuando se alimentan con el perfil del candidato, sugieren preguntas específicas para validar comportamientos y competencias. Es como si tuviéramos un equipo de expertos a nuestra disposición, que nos sugieren distintos tipos de enfoques para conocer a la persona con mayor profundidad.

Bien, continuemos con las siguientes preguntas.

SN: ¿en qué otras áreas de las organizaciones has encontrado que la Inteligencia Artificial ya forma parte de los procesos y transforma la operación?

AO: el hecho de tener Inteligencia Artificial a lo largo de la cadena de valor te ayuda a darle un mejor seguimiento a la persona, y su efectividad depende mucho de qué tanto la persona se está integrando a la organización y de que el sistema se alimente constantemente de la información de una persona en específico.

Hay que tener presente la importancia de cómo se desarrolla la gente y qué tanto está aprendiendo. El management system, por ejemplo, es muy versátil y permite dar un seguimiento meticuloso en cada paso de la experiencia del colaborador, después de un tiempo este LMS (Learning Machine System o Sistema de Gestión de Aprendizaje) aprende de ti y va sugiriendo los siguientes pasos para el desarrollo integral de la persona.

Este tipo de implementaciones quita trabajo durante los procesos a los ejecutivos, al detectar las áreas de oportunidad y sugerirlas al colaborador, sin tener que depender de que el supervisor responsable esté enfocado completamente a lograrlo.

El éxito de cualquier organización recae en las personas que las componen y, actualmente, en la medida en que la gente está abierta a adoptar nuevas tecnologías y nuevas ideas, basadas en las nuevas capacidades que brindan.

En este proceso, la posibilidad de desarrollo aumenta y genera mayor crecimiento en las personas.

Inteligencia artificial y humana ayudan a crear chatbots con mejor interacción
Imagen de Mohamed Hassan para Pixabay

SN: sí, claro, uno de los desarrollos más vistos es, por ejemplo, los chat bots que permiten a las personas la consulta de su planes de desarrollo, días de vacaciones, fondo de ahorro y todo tipo de información personal relacionada con el colaborador. Ese tipo de interacciones ya pueden automatizarse y ser parte del employee experience, mismo que cada día más forma parte de una audiencia clave dentro de las organizaciones.

AO: así es, esta clase de desarrollos son muy dinámicos e imprimen una gran eficiencia al área de Talento Humano, liberándolos de los procesos de información rutinarios para permitirles enfocarse en actividades más estratégicas y que agreguen mayor valor al negocio.

SN: adicionalmente a la gestión del cambio, ¿cuál es el mayor reto al que nos enfrentamos como organizaciones y como personas para poder incorporar tecnología?

AO: creo que es un tema de paradigma; es decir, el primer reto es conocer las aplicaciones y desarrollos disponibles en el mercado y el segundo es estar interesado en experimentar este tipo de sistemas para y comprobar el valor agregado que puede dar.

Siempre estará el tema de los presupuestos, pero adicionalmente a ello se encuentra el miedo a lo desconocido, la sensación interna del temor a no saber explotar la tecnología.

Es justamente ese pensamiento el que hay que romper. Muchos de estos desarrollos son amigables y fáciles de aprender; mi recomendación es leer acerca de ellos y aprender sus ventajas a través de los demos disponibles en internet.

SN: ¿qué consejo le darías a las personas para que comiencen a enfrentar el cambio y adaptación a la Inteligencia Artificial?

AO: A mí me gusta mucho citar a Yuval Noah Harari cuando dice que la verdadera gran pregunta para el futuro de la humanidad es psicológica, y tiene que ver, antes que nada, con si tenemos la estabilidad mental para asimilar rápidamente los cambios que vienen. Ahora el cambio definitivo no existe, sino que es constante, y las personas ya no se sienten satisfechas haciendo una sola cosa todo el tiempo.

Y lo segundo que Harari dice es sobre la inteligencia emocional, si será esta suficiente para saber qué es lo que tenemos que cambiar en nosotros mismos y en comportamientos, para poder adaptarnos a los cambios.

Esta capacidad de adaptabilidad se volverá sumamente importante y si desde la gestión de talento no ayudamos a desarrollar esta capacidad o competencia, quedaremos rezagados para que nuestra gente pueda asimilar rápidamente los cambios.

SN: sí, Alejandro, la realidad es que en muchas organizaciones de América Latina todavía existe la mentalidad de “castigo al error” y, en lugar de verlo como un proceso de aprendizaje, es visto desde una perspectiva negativa, lo que alimenta creencias entre las personas, reforzando lo opuesto a la disposición al cambio.

¿Qué profesiones te parece que es probable que tiendan a desaparecer en los próximos años como consecuencia de la Inteligencia Artificial?

AO: no creo que haya posiciones que se vean directamente afectadas por la implementación de la Inteligencia Artificial, son más bien las tareas repetitivas las que se irán adecuando a la tecnología.

Las personas seguirán siendo contratadas para mantener y operar los sistemas que automatizan esas tareas a un nivel de toma de decisiones y habilitación estratégica, por eso mi consejo es que las personas deberían ponerse a aprender cosas nuevas y a familiarizarse con los nuevos desarrollos, para ser más propositivos en los procesos de automatización.

SN: ¡muy interesante! Planteas el dilema entre ser la persona que no sabe y se deja llevar por el cambio, o la persona protagonista en el rol del cambio organizacional aportando conocimiento.

Cuéntanos, ¿cómo se está fortaleciendo la oferta académica de la Universidad Panamericana ante la llegada de la Inteligencia Artificial?

AO: lo que ya se hizo a nivel sistema, es que los planes educativos ya están más enfocados en temas de uso de herramientas digitales. En Ingeniería, específicamente, todas las carreras ya tienen varias materias que tienen relación con ciencias de datos e Inteligencia Artificial, haciendo que el egresado conozca las herramientas disponibles.

También fomentamos el uso de las aplicaciones y herramientas hacia otras carreras; por ejemplo, el laboratorio de desarrollo de aplicaciones en IOs, donde muchas licenciaturas pueden ir a desarrollar sus aplicaciones.

Es cierto que la responsabilidad de este aprendizaje recae en las instituciones educativas, pero también es cierto que las empresas deben comenzar a formar a la gente, a desarrollar su potencial en el ámbito de las nuevas tecnologías.

Debemos ser muy conscientes de que las empresas deben darse cuenta de que la gente debe seguir creciendo, aprendiendo y formándose.

SN: ¡claro! Aprendizaje al vuelo, iniciativa, capacidad de aprender y desaprender y la suficiente inteligencia emocional para reconocer en qué momento el talento debe reinventarse, son todas competencias muy valoradas hoy en día. Es necesario que la organización esté atenta a este set de competencias, acompañando al talento para su crecimiento.

Cambiando un poco a otro tema, ¿consideras que hay desarrollos de Inteligencia Artificial que pueden ser aplicados en sentencias relacionadas con el código penal?

AO: estamos trabajando con la Facultad de Derecho de la UP, ya que ellos mismos se han dado cuenta de que mucho de su trabajo está relacionado con tareas repetitivas, de rutina, vaya, y está basado en temas de jurisprudencia y comportamientos históricos.

No es que exista una Inteligencia Artificial que pueda emitir una sentencia legal, pero es muy probable que se pueda desarrollar un sistema que pueda dar una sugerencia de cómo emitir una sentencia basada en hechos históricos. Este desarrollo ya está en proceso para poder ser concluido dentro de la UP.

SN: qué platica tan nutritiva y valiosa para toda la audiencia. Yo puedo concluir que la inteligencia en general, aplicada en las organizaciones, está compuesta por inteligencia humana, inteligencia emocional e inteligencia artificial, y todo radica en ser conscientes del rol que tiene la gestión de talento como agente de cambio hacia el futuro.

¿Algún comentario final, Alejandro?

AO: invitar a lanzarse probar las nuevas herramientas, vencer el miedo, ya sea solo o acompañado de algún conocido que esté familiarizado con las nuevas tecnologías, sin miedo a pedir ayuda para poder tener contacto con el futuro cuanto antes.

La Inteligencia Artificial es el futuro para la selección de talento.
Imagen de Gerd Altmann para Pixabay

Lo que nos depara el futuro

Esta dinámica de aceleración dentro de la entrega de las nuevas tecnologías facilitará, sin duda, el trabajo diario de muchas personas, haciendo más eficiente el tiempo para poder destinarlo a actividades de mayor valor y que aporten un elemento estratégico para cualquier organización.

Sin duda, el binomio hombre-tecnología permanecerá aún por tiempo indefinido, pero el valor real de una persona radicará en qué tan familiarizado se encuentre la con las nuevas tecnologías, su operación y sus beneficios.

Por otro lado, también existe la necesidad de mayor apertura en las organizaciones para la implementación de nuevos desarrollos que puedan potenciar la productividad, sin perder de vista la necesidad de acompañamiento que las personas tienen para poder continuar creciendo.

Inteligencia Artificial, inteligencia humana e inteligencia emocional serán los factores clave para poderse desenvolver en un futuro donde la tecnología superará la ficción. Aún hay mucho por venir, no obstante, debemos permanecer atentos a la innovación para no quedar obsoletos y continuar siendo competitivos.

Es así como Santiago Noriega se despidió de esta entrevista que nos lega la importancia de permanecer vigentes, primero que nada, como individuos que conviven en un ecosistema donde los cambios son repentinos, y segundo, como administradores del talento en continuo desarrollo y aprendizaje.

Si quieres ver la entrevista completa, que adicionalmente fue llevada a cabo junto con la Dra. Lourdes Martínez, investigadora de Inteligencia Artificial de la Universidad Panamericana, te invitamos a hacer clic en la imagen de abajo.

No te pierdas otra entrevista como esta, suscríbete a nuestro canal y participa en eventos en vivo como este, donde podrás enviar tus dudas, comentarios y sugerencias.

Ve la entrevista sobre Inteligencia Artificial y Humana con el doctor Alejandro Ordoñez
Revive la entrevista de El corazón del talento de Brivé con doctores de la Universidad Panamericana

Si deseas un crecimiento acelerado en tu organización

Artículo relacionado

Artículo siguiente