Skip to content

Tecnología para superar los retos

Desliza para seguir leyendo

“Los ATS con IA son la respuesta”

Con un prometedor crecimiento por delante, las industrias estratégicas se enfrentan a la necesidad de atraer y seleccionar talento ágil y eficiente. De igual forma, debido a las medidas sanitarias que es necesario mantener para procurar la salud de los colaboradores, las entrevistas presenciales de cientos de candidatos ya no son una opción viable. Es aquí donde la tecnología viene a colaborar con los especialistas en Talento Humano, para optimizar el proceso de selección, lograr reducir los tiempos y costos de dicho proceso y, al mismo tiempo, mantener buenas medidas sanitarias. ¿Cómo lo hacen? Los ATS con IA son la respuesta.

Los ATS son plataformas o softwares que cuentan con sistemas de gestión del proceso de selección, donde los postulantes completan un perfil con sus datos y cargan un CV para aplicar a una vacante. Los más avanzados, y que vuelven mucho más eficiente dicho proceso, son aquellos que cuentan con IA para que, mediante el aprendizaje automático (machine learning) proporcione al sistema la capacidad de aprender sin ser programadas explícitamente, sino que aprenden imitando el razonamiento de los seres humanos, logrando que la IA sea capaz de seleccionar a los candidatos que considere ideales para cubrir la vacante bajo parámetros previamente establecidos por inteligencia humana.

Los ATS ayudan a mapear a los candidatos más afines a la organización

Llevan el control sobre todo el proceso de postulación y reducen el tiempo del proceso de selección. Aquellos que cuentan con IA, además de lo anterior, también ofrecen una serie de soluciones que brinda información a los especialistas en Talento.

Ante el reto de los cientos de candidatos que deben evaluar los especialistas en Talento en el marco de las medidas de sana distancia para mantener un entorno sanitario seguro para especialistas y candidatos, los ATS cuentan con soluciones para comunicar a los primeros con los segundos y poder identificar a los más afines a la vacante y a las organizaciones.

Las cuales, mediante algunas preguntas planteadas por un experto en Atracción de Talento, invitan al candidato a proporcionar información puntual sobre sí mismo y su comportamiento. Algunos ATS, además de fungir como una plataforma donde el candidato pueda subir su información, también anidan pruebas psicométricas en el mismo lugar, para que el candidato pueda responderlas, de manera autogestionable.

Aquellas que cuentan con IA integran tecnologías como el machine learning, antes mencionado y, en algunos casos, también cuentan con tecnología de autenticación biométrica facial, que brinda seguridad y certeza a la organización, pues garantiza que la persona que está respondiendo las evaluaciones psicométricas, técnicas y/o de conocimientos, es la misma que presentó las videoentrevistas, evitando así que el candidato pueda falsear sus respuestas. 

¿Cómo impacta la Inteligencia Artificial en la experiencia del usuario?

En una encuesta realizada en la ciudad de Barranquilla, Colombia, entre 260 organizaciones, la cual tenía como objetivo conocer más sobre el proceso de selección y contratación del personal, se reportó que:

0 %
de los encuestados

manifestaron que se siente cómodo en el momento de realizar la primera entrevista durante su participación en el proceso de selección

Esto quiere decir que los candidatos se sienten mucho más cómodos con el proceso una vez que atraviesan por la primera entrevista, que, en este caso, es virtual, proporcionándoles un plus de seguridad, ya que el factor intimidante que en ocasiones puede tener el ser entrevistado no se ve reflejado mediante las entrevistas virtuales.

0%
Candidatos cómodos interactuando con IA

Según datos obtenidos por el HR Research Institute (2019) el 58% de los candidatos entrevistados se muestra cómodo interactuando con IA.

Ante este panorama, algunas organizaciones han optado por adoptar soluciones con una Inteligencia Artificial muy particular: los chatbots.

Se trata de asistentes virtuales con los que el candidato puede “conversar” tal como lo haría con una persona de carne y hueso. Estos chatbots funcionan con el procesamiento del lenguaje natural (natural language processing) el cual es la capacidad de una computadora para comprender el lenguaje humano tal como se habla. Los algoritmos de procesamiento del lenguaje natural utilizan el machine learning para aprender las reglas de sintaxis mediante el análisis de grandes conjuntos de ejemplos y, de esa forma, son capaces de reconocer el lenguaje hablado y responder de una manera muy similar a como lo haría un ser humano.

0%
Candidatos cómodos interactuando con chatbots

De acuerdo con datos obtenidos por el HR Research Institute (2019) el 60% de los candidatos se sienten cómodos interactuando con chatbots.

Con la implementación de estas tecnologías, el sector industrial podría optimizar sus proceso de selección, encontrando al mejor talento en el menor tiempo posible y ahorrando dinero en el proceso.

Con base en datos aportados por una empresa de transporte en la región del sur de Perú en el año 2019, la cual no utiliza ATS ni IA, se estiman los siguientes costos de contratación (presentados en dólares estadounidenses):

Obviando aquellos costos que no necesariamente están relacionados con la gestión del talento (como el material de oficina y alquileres), el resto de los costos sí está ligado a cuestiones que se pueden solucionar con la implementación de tecnología de gestión del talento.

¿Quieres saber en cuánto se traduce este ahorro? Puedes pasar directamente a nuestro caso hipotético y averiguarlo.

Sin embargo, te recomendamos seguir leyendo para tener un mejor entendimiento de los ATS.

Tal como se mencionó anteriormente y como se detallará posteriormente, los ATS con IA brindan un ahorro en el tiempo de perfilamiento, evaluación y selección del talento más afín a la organización, lo que se traduce en un ahorro de tiempo, pues los especialistas de talento podrán emplear mejor sus horas laborales y al mismo tiempo aumentar su porcentaje de certeza al momento de presentar sus ternas finalistas.

Cabe destacar que, con todo, la IA tiene sus áreas de oportunidad que pueden mejorar con el tiempo (como lo ha venido haciendo).

De acuerdo con una encuesta realizada por el HR Research Institute en el 2019, donde se le preguntó a líderes sobre las barreras que encontraban para hacer un mayor uso de la IA en su organización, estos fueron los resultados:

No hay presupuesto suficiente para invertir en estas tecnologías
68%
No hay suficientes profesionales de talento capacitados en esta área
43%
La falta de confianza en que la IA puede marcar la diferencia en la atracción, evaluación y selección de talento
34%
Falta de interés entre los líderes
31%
No hay una necesidad real de estas tecnologías
20%

Toda innovación es disruptiva en cierto punto, y alguna de estas barreras son completamente comprensibles, ya que, al tratarse de tecnología relativamente nueva, es normal que despierte cierta incertidumbre. 

No obstante, como se abordará en la conclusión, se puede apreciar que la IA, lejos de representar un alto costo, supone un gran ahorro tanto de tiempo como de dinero, y el acceso a dicha tecnología cada vez es más cercano a todas las organizaciones.

Con herramientas como Evaluatest® IA no es necesaria una alta especialización en términos tecnológicos, pues la solución hace la mayor parte del cotejo y presentación de la información, de manera que el especialista sólo tiene que evaluarla y tomar una decisión.

Por otro lado, en lo referente a la falta de confianza en que la IA pueden marcar la diferencia en la atracción, evaluación y selección de talento, es un punto de debate que aún está vigente, primero, por la aún escasa adopción de estas tecnologías, llevada a cabo sólo por las organizaciones más innovadoras, y segundo, por el falso debate de si  esta tecnología lo haría todo por sí misma, cosa que dista de la realidad.

 

Esta tecnología imita procesos de aprendizaje e identificación de patrones propios del ser humano, pero aún requiere de él para estipular los parámetros, patrones y criterios bajo los cuales habrá de guiar su accionar.

Por lo tanto, no es una posibilidad dejar que la IA trabaje por cuenta propia ni mucho menos que esta tome las decisiones: siempre debe haber un especialista en Talento que verifique la información y tenga la última palabra al momento de decidir.

Finalmente, si en el 2019 el 20% de los encuestados proclamó que no había una necesidad real de estas tecnologías, el 2020 llegó para replantear esta cuestión, ya que, con la pérdida masiva de puestos de trabajo que dejó los primeros meses de la pandemia y el panorama favorable de crecimiento que ahora presenta el 2022 y su efecto de rebote en el dinamismo del entorno de negocios, las industrias deberán ser capaces de conseguir atraer al mejor talento, en el menor tiempo y con el mayor ahorro, en tiempo, dinero y esfuerzo, que sea posible.

3

¿Por qué utilizar IA para solucionar estos retos?